Los humanos, desde que somos humanos, hacemos dos cosas: contamos historias y representamos lo que vemos en imágenes. Los cuentos alrededor de la hoguera se convirtieron en conversaciones frente a la tele, obras de teatro y monólogos. Las pinturas de Altamira se convirtieron en Velázquez y Rembrandts; Fotos de Cartier-Bresson y Eugene Atget; películas de Spielberg y Scorsese. 

Mi intención no es más que unirme a esa tradición de cuenta cuentos y creadores de imágenes y aportar mi grano de arena, que estará reunido en esta página.

¿Qué te parece?

Escríbeme a fer@fernandoeste.com y cuéntame una historia.