Ajuste según la necesidad

fullsizeoutput_16d3.jpeg

¡Más megapixeles! ¡Más objetivos! ¡Mayor ISO! ¡Más FPS! ¡Más, más, mas! Es el bombardeo que recibimos constantemente de parte de todos los fabricantes de cámara. No es constante pero, cada vez que se acerca un lanzamiento de una cámara nueva, eso es lo que oímos y leemos: más, más y más de todo. 

Soy el primero en apoyar que sea así (aunque eso me hace sufrir de GAS o Síndrome de Adquisición de Equipo por sus siglas en inglés). Los avances tecnológicos no solo han hecho que algunos proceso sean más sencillos sino que también han permitido lograr derrumbar antiguas barreras estéticas creadas por las limitaciones técnicas. Las fantasías que somos capaces de lograr gracias a Photoshop y la fotografía nocturna con alto ISO son dos de los ejemplos claros y evidentes de esto. 

Sin embargo, creo que la característica más importante de todas las innovaciones que hemos tenido en la última década es la personalización de los ajustes de nuestras cámaras. Hay muchas maneras en las que podemos configurar nuestros equipos y que se ajusten, no sólo a nuestro estilo de fotografía sino también a las necesidades del momento. Podemos usar la cámara de manera totalmente manual; con prioridad de apertura o de obturación; ISO manual o automático; enfoque automático o no… La decisión es nuestra. 

La primera cámara profesional que tuve y usé es de una marca que ya no existe: Chinon. Poco tiempo después decidí comprarme la legendaria Canon A1. Ambas son cámaras diseñadas para ser usadas de manera manual. Al usarlas, aprendí a controlar las variables básicas de exposición. 

La confusión vino cuando finalmente pude comprarme mi primera cámara digital. El método que venía usando hasta entonces parecía no funcionar de la misma manera. El enfoque era una de las cosas que más problemas me dio. Yo insistía en hacerlo de manera manual. ¡La cantidad de fotos desenfocadas que tomé en los primeros meses de aquella cámara!

La solución vino en el momento en el que me di cuenta de que había convertido mis hábitos de las cámaras manuales en una especie de dogma. Era casi como si la foto perdiera validez porque había utilizado alguno de los elementos automatizados de la cámara. Al final ganó la necesidad de tener fotos enfocadas correctamente sobre el dogma. 

El descubrimiento de las prestaciones automáticas del equipo continuó con el ISO. Muchas fotos sobre y sub expuestas tomé al no cambiar la sensibilidad del sensor a tiempo. Una vez más, y gracias a las nuevas capacidades de ISOs altos, decidí dejar que la cámara decidiera, dentro de los parámetros asignados, qué era necesario.

Poco a poco, la cantidad de momentos perdidos fue menor. Al ISO le siguió la velocidad de obturación. La apertura es el único parámetro que actualmente me interesa controlar de manera manual.

Ahora, mi intención no es convertir los automatismos en un nuevo dogma contrario al que me dictaba usar todo de manera manual. Ahí está el verdadero atractivo de las nuevas cámaras. Configuro y uso mi cámara según las necesidades de la escena que estoy capturando. Os doy unos ejemplos

Todo automático menos la apertura

Esta es la configuración que más utilizo. La mayoría de mi trabajo lo hago en la calle y, como sabemos, la calle es impredecible. En estos casos, necesito que la cámara sea mi aliada. Le delego todo los aspectos técnicos para poder concentrarme en la composición y el momento.

Apertura y enfoque manual

El enfoque manual es algo que he retomado recientemente y lo uso cuando empleo la técnica que Matt Stuart y Dotan Saguy llaman pesca. Te paras en un lugar, eliges el encuadre y esperas a que los protagonistas de tus fotos aparezcan. Normalmente asigno el enfoque al punto ideal en el que quiero que el sujeto esté.  Uso una combinación entre la escala de distancia que me da la cámara, la función de focus peaking y distancia hiperfocal. Esta configuración logra que mi cámara responda más rápidamente. 

Prioridad de obturación e ISO manual

Estos ajustes los he empezado a usar hace poco para un proyecto experimental que he comenzado recientemente sobre color a través de largas exposiciones.

Totalmente manual

Aunque no me considero un fotógrafo de paisajes, si me gusta hacer fotos de este tipo, en especial cuando salgo a hacer senderismo. Para estos casos, tiro de las prestaciones manuales de mi cámara.

Yo uso mi cámara de esta manera pero estoy seguro de hay muchas otras combinaciones que aún no he descubierto y que otros sí usan. En tu caso, ¿Qué configuración usas y por qué?